¿HAS PERDIDO TUS DETALLES?

Qué nos ocurre con el arte

Qué nos ocurre con el arte, que a veces sentimos una provocación, una euforia en el intelecto y, sin embargo, otras veces vemos formas, objetos, imágenes, testimonios, palabros o texturas que no nos dicen nada, ni remueven el más mínimo atisbo de sentimiento, nos ruborizamos. ¿Qué es el arte? Nos preguntamos, constantemente. Sentimos culpabilidad cuando creemos que algo es bueno porque es bueno, pero nada más. Otras veces, sin embargo, no entendemos -o no hay nada que entender- y estamos clavados ante esa obra porque sí porque de eso se trata ¿O no? ¿Qué es el arte? Podemos preguntarnos, y nos preguntarán otros y seguiremos contestando, cada vez una cosa distinta.

El arte no es arte desde siempre, el arte antes eran encargos cuya función era representar a alguien o algo, dejar constancia de un hecho o mostrar un estatus. Ahora el arte es solamente arte, hay obras cuyos discursos ocupan libros, hay obras que sus discursos son ellas mismas y hay obras que ni si quiera necesitan palabras -pero si hay que buscarlas, se las encuentra-. Arthur. C. Danto habló del fin del arte en 1984, superado por las corrientes postmodernistas que aparecieron en los años setenta. Si el fin del arte llegó en los años ochenta, treinta años después estamos ante un camposanto.

Si bien el arte es aquel que está en los museos, habría que plantearse cual es el arte que se encuentra en el alfoz de las ciudades, en las periferias del mercado de arte o en los márgenes de la crítica especializada. ¿Quien compra arte en las esquinas de la sociedad? ¿Qué valor tienen las obras relegadas a los aledaños del buen arte? Quizás, y solo quizás, el arte se ha convertido en un valor especulativo, una muestra de alarde de un estatus social cada vez más inexistente o un objeto ornamental de una Feria de Decoración.

AlfozDecor se convierte así en un espacio que invita a que reflexionemos sobre la concepción del arte, las barreras que se crean entre la obra y el espectador, el cambio de contexto que experimenta si está en un museo, una galería o una Feria de Decoración. Se trata de una invitación a redescubrir nuestra relación con las obras artísticas y plantear la posibilidad de empezar de nuevo. Una oportunidad para acercar el arte a todos los lugares y a todas las personas y poder romper con el miedo a no entender lo que a veces, hay que experimentar.

Elena Gómez Menéndez

SUBIR